Las claves para enseñar a los niños a bailar

 

 

 

Primera clave: Salta, salta, salta.


• Los niños disfrutan bailar no sólo por la música sino por toda la energía que pueden desplegar.

Si queremos que presten atención a lo que queremos enseñarle es importante iniciar la sesión de baile con algo en lo que puedan gastar mucha energía, música muy movida que les permita saltar, saltar y saltar.

Pronto encontraremos que están riendo mucho y ya no están ansiosos.

Podemos luego pasar a ritmos más suaves e iniciar a enseñar distintos pasos.

Cuando empleemos este libro digital para enseñar a bailar tango debemos dramatizar cada uno de los pasos y acompañar los movimientos que van haciendo con observaciones positivas, repetir cada parte empleando siempre el mismo tango, hasta lograr completar una rutina completa. .

 

 

Segunda clave:Todos juntos a la vez.


• Los niños requieren aprender a bailar en grupos.

Acompañados por sus padres, hermanos, primos, amigos o tíos. Hacer las cosas solos generalmente hace que se sientan cohibidos o, también, puede hacer que al ser el centro de atención no se puedan concentrar.

Es más sencillo si varias personas están preocupadas en aprender y, de esa forma, los niños también se preocupen genuinamente por aprender a bailar.

 

Tercera clave:Practica solo.


• Con el tiempo podemos invitar a los niños a que practiquen solos.

Puede que ellos mismos pidan que se les ponga las canciones que les gustan, o, de otra parte, podemos invitarlos a que como parte de su rutina practiquen y nos muestren sus pasos.

El momento en que ellos decidan mostrarlo en público es personal y no deben ser presionados.

Puede ser parte de una actividad en la que los padres u otros adultos muestren cómo bailar tango, y luego todos están bailando, ahí es sencillo que ellos también demuestren sus habilidades sin sentirse el centro de atención y sentir la presión de hacer las cosas bien.

 

 

 

 

¡El tango se baila así!