Las claves de aprender y enseñar matemáticas

 

 

 

Primera clave: No son los números ni las operaciones, sino la solución de problemas.


• Comúnmente se piensa que se "sabe" o se "enseña" matemáticas si se concentra en contar, recitar las tablas de multiplicar o hacer muchas operaciones.

El verdadero sentido de las matemáticas está es en resolver problemas, en ayudar a organizar y optimizar el mundo real. Los niños necesitan conocer las operaciones y los números, sin duda, pero debemos esforzarnos es en promocionar su capacidad de entender, abordar, solucionar o plantear problemas.

 

 

Segunda clave:Cada paso mejora el siguiente.


• Aun cuando no todo en las matemáticas necesariamente está conectado, o no todo tiene un prerequisito, sí es importante destacar que cuando se tiene un conocimiento previo es más fácil avanzar el siguiente paso. Pero cada uno de esos pasos debe partir de nuestro conocimiento anterior.

Es decir, siempre debemos empezar por lo que los niños ya saben de matemáticas y seguir construyendo sobre eso. Es un gran error destruir o borrar su conocimiento matemático previo tratando de imponer una única explicación o forma de pensar sobre un problema. En cada paso que se avanza para aprender se acelera el aprendizaje del siguiente, siempre y cuando no pretendamos construir en el aire sino a partir de la experiencia inicial que tienen los niños.

 

 


Las claves de aprender y enseñar lenguaje y comunicación

 

 

 

Primera clave: Primero se escucha, luego se habla, se lee y por último se escribe.


• Ese es el proceso de aprendizaje de todo lenguaje.

No importa si es primera, segunda o tercera lengua, siempre aprendemos en el mismo orden.

Cuando buscamos enseñar la parte formal del lenguaje presentamos reglas que "regulan" pero no "dictan" la comunicación. De esta forma siempre habrá una gran diferencia entre lo que se habla y lo que se escribe.

Los niños deben encontrar el espacio en el que puedan volverse grandes escritores a partir de lo que escuchan y hablan, la mejor forma es a partir de lo que leen. Al leer entienden que las reglas de ortografía, sintaxis y gramática no eliminan la riqueza del lenguaje que han aprendido al escuchar y hablar, sino que lo enriquecen. Claramente, los niños deben leer grandes obras, muy buenos textos, pero antes deben disfrutar de las mejores conversaciones y escuchar continuamente diferentes formas de hablar.

Respecto a escribir, definitivamente deben escribir sin necesariamente emplear el alfabeto, la ortografía y la gramática convencional, ellos deben expresarse por sus propios medios, luego podrá formalizarse al presentar con la lectura una forma de traducir sus propias grafías al lenguaje convencional.

 

 

Segunda clave:La comunicación no es sólo verbal, es corporal y nos vincula con nosotros mismos, con nuestro entorno y nuestros semejantes.


• El énfasis en verbalizar toda forma de comunicación es erróneo.

Los niños deben crecer construyendo una forma de comunicación corporal que exprese emociones, sentimientos, ideas, percepciones, gustos, disgustos, miedos, etc. Y no todos necesariamente tienen que ser verbalizados.

Es muy importante entender que pensar, sentir y vivir son comunicaciones que establecen la relación con uno mismo, el mundo y los demás. Como tales debemos explicar a los niños que estas tienen reglas y valores que deben respetarse, de forma que no solamente existen reglas en la comunicación verbal.

El problema no es simplemente dejar que los niños se comuniquen de cualquier manera posible, sino hacerles ver que en cada una de esas comunicaciones se aplican códigos y se generan efectos, por lo tanto deben irse "puliendo", transformando y adaptando en la medida que van dándose los "diálogos".

 

 

 

Miguel mi tutor y Alberto mi tutor