Cocina del mundo para niños

156 divertidas recetas especialmente diseñadas para los niños e inspiradas en la

cocina mundial

 

 

 

 

Claves para que los niños aprendan a cocinar

 

 

Los niños sin alimento

Hoy en día nos enfrentamos a una situación muy difícil en la que muchos niños están expuestos a crecer sin alimentarse.

Y no me refiero a "no comer".

 

Si bien el problema del hambre y la desnutrición en la niñez es terrible, sin embargo afecta a poblaciones muy específicas y por razones bastante claras. No. Me refiero, por el contrario, a los niños que comen pero no se alimentan. Y hay muchas formas en las que esto se presenta:

 

La primera es cuando comen pero no se nutren, porque los productos que consumen no son los apropiados o cuando comen sin entender la importancia que tiene alimentarse.

 

La segunda es cuando comen sin saber lo que comen, creen que cualquier cosa es comida y que no existen diferencias reales entre un producto u otro.

 

La tercera es cuando comen pero no participan del ritual social de alimentarse, cuando no se sientan a la mesa, no disfrutan la comida y no se "alimentan" de la vida social y el placer de comer.

La cuarta es cuando la comida es sólo el producto terminado que coloca un adulto en la mesa y se pierden la magia de transformar la comida en alimento mediante la cocina.

 

Los resultados son diversos, pero en general en los cuatro casos estos niños crecen sin alimentarse porque nunca aprendieron lo que esto significaba.

Nuestra labor como padres y maestros es enseñar el valor de la comida, del alimento, enseñar el proceso cultural y culinario que lleva a la elaboración de un plato y enseñarles cómo disfrutarlo.

 

No sólo para que desarrollen buenos hábitos alimenticios, aprendan a balancear una dieta saludable, sino que participen del valor cultural de la creación culinaria, de la cocina para niños.

 

De igual forma las recetas son un patrimonio cultural que debemos valorar y transmitir a las siguientes generaciones.

 

Eso sin olvidar el punto de vista práctico, dado que las recetas solucionan la tradicional monotonía y el cansancio en la alimentación (piense que desayunamos 365 veces por año a lo largo de toda nuestra vida, igual almorzamos, comemos, tomamos onces, etc.), y, sin dudas, las recetas de cocina para niños nos solucionan de una manera 'rápida' y nutritiva los afanes de la cocina.

 

COCINA DEL MUNDO PARA NIÑOS

156 Divertidas Recetas

Autores: Varios.


Pollo cobijado con Brochetas de colores

 

La cocina para niños debe ser provocativa, saludable, nutritiva y sencilla. El resultado de la cocina para niños debe ser no sólo alimentarlos sino enseñarles a los niños sobre los alimentos, enseñarles a nutrirse, a cocinar y a disfrutar alimentarse.

El pollo cobijado, por ejemplo, es una receta para niños que se prepara con una pechuga desmechada a la que se le agregan salsa de soya, crema de leche y cebolla sofrita. Como ensalada tenemos lechuga picada, tiras de pimentón, tomate en trozos y cilantro. Hacemos tortillas de huevo, las enrollamos rellenas de pollo, bañamos en salsa de miel mostaza y acompañamos con la ensalada. Mmmm! una receta para niños apetitosa, sencilla, nutritiva, balanceada y con un nombre original.

Las Brochetas de colores son pinchos de frutas bañados en miel y acompañados de helado. Pero el secreto de estas recetas para niños no sólo está en los nombres, la preparación o los ingredientes, sino en el proceso compartido de cocinar con los niños y la forma de presentación.

 

El pollo queda "cobijado" por la tortilla de huevo, los colores de la brocheta son la combinación de las frutas y las cintillas de colores que podemos amarrar a los pinchos. Pero la idea de cenar la proteína del pollo y el huevo, las grasas del helado y el aderezo del pollo, con la fibra de las frutas y la ensalada, además de los azúcares de la miel y el helado permite entender la necesidad de balancear nuestra alimentación combinando en la cocina para niños la energía con la fibra y la proteína.

Claro, si necesitamos cocinar para los niños algo que les dé más energía nos vamos por unos "Cuadritos de los dinosaurios del mar Egeo", es decir, unos ricos raviolis. Imaginen el proceso de invitar a los niños a preparar los alimentos y decirles que la receta de la noche involucra dinosaurios, o a Simón el bobito, o pipirrana, o lenguas de dragón…. No simplemente pasta, o arroz, o huevos, o papas. Desde los nombres mismos la cocina para niños los alimenta, divierte e intriga.

 

Alimentarnos es uno de los rituales que más compartimos. Al desayuno, las onces, el almuerzo, el refrigerio, la comida, y demás momentos que compartimos en familia, en el colegio, con amigos, con extraños, generalmente dedicamos unas tres o cuatro horas de las dieciséis que normalmente estamos despiertos a comer. Y qué decir si cocinamos. Algunas personas que cocinan para la familia entera pueden gastar otras tres horas en ese proceso. Y si tenemos que comprar los alimentos, mercar, añadimos dos horas más a la semana, al menos. Es decir, una buena parte de nuestra vida se dedica a los alimentos. Pero eso no es todo, olvidamos lo más importante y es que toda nuestra vida se construye a partir de los alimentos que consumimos. Así que quién puede dudar de la importancia de aprender a cocinar y a alimentarnos, más aún, a cocinar para niños.

 

Cocina del mundo para niños

Con recetas que van desde los quince (15') minutos hasta máximo una hora y media (90'), el libro de Continente Editores: Cocina del mundo para niños, nos invita a crear 156 platos diferentes, originales y provocativos a la vez que nutritivos y saludables.

Este práctico recetario de cocina para niños trae una sección superior con las recetas de sal y una sección inferior con las de dulce, de forma tal que las combinaciones de estas recetas para niños son prácticamente infinitas.

Al final del libro en los consejos útiles aprendemos pequeños secretos para mejorar nuestra técnica culinaria. Todas las recetas para niños indican su grado de dificultad, el número de porciones que salen de los ingredientes indicados, el tiempo de preparación, los ingredientes necesarios, el proceso de preparación y la recomendación sobre cómo servir los alimentos.

 

También es importante decir que aun cuando se trate de recetas para niños que van desde Francia, Alemania, Colombia, Argentina, Costa Rica, hasta Arabia, Japón, China, o Tailandia todos los ingredientes de esta cocina para niños son de fácil consecución en cualquier lugar. Básicamente frutas, carnes, legumbres, granos, harina, huevos, aceite, mantequilla, sal, azúcar. Productos todos que acostumbramos consumir en nuestra dieta diaria pero que podemos encontrar formas innovadoras para preparar y servir los platos no sólo de nuestros niños sino de toda la familia.