Curso de Chino Mandarin

Libro online de chino para hispanohablantes

Continente Editores | Dosmildos Editora

Autores: Chen Chih Pin - Lin Che Yu - Lo Ya Lin - Su Chin I

 

Las claves para aprender con los cursos de chino online


 

 

La cultura china y su idioma


Hemos dicho que los idiomas no son solamente sus palabras sino la cultura que hace vivas estas palabras.En este sentido el idioma chino-mandarín representa a China en su milenaria evolución.Los caracteres ideográficos que nosotros traducimos a la convencional escritura fonética muestran no sólo las imágenes que dieron origen a los símbolos empleados hoy en día sino la estilización y el altísimo grado de desarrollo cultural que representan.

 

Para nosotros, aprendices novatos de este lenguaje, el curso online para aprender chino emplea la escritura ideográfica simplificada y no la escritura tradicional, pero esta ventaja desaparece si no nos sumergimos en la idea de un idioma ideográfico.

 

Por ejemplo el nombre de mi esposa “Sandra” se escribe “桑德拉“ pero cada caracter tiene un significado distinto: “桑”es morera; “德” es Alemania; y “拉” es tire.

 

No quiero siquiera intentar dar una explicación de cómo estos tres significados pueden juntarse en el nombre, pero sí quiero decir que tenemos que cambiar bastante nuestra manera de emplear el idioma y debemos entender la cultura para poder aprender chino. Ahí es donde la lectura del curso de chino se acerca al hablante del español y le muestra paso a paso cómo se hacen las cosas y los problemas que surgen cuando las cosas no se hacen bien.

 

 

 

Ni hao

El chino mandarín es el inglés del futuro.

 

 

Nǐ hǎo

 

Son pocas las circunstancias en las que nos encontramos con personas que leen, hablan o escriben en chino.

Igualmente, pocas las ocasiones en que necesitamos hacer uso del idioma chino. Sin embargo el interés por este idioma y cultura ha crecido notoriamente en los últimos diez años. Los cursos de chino online para hablantes de español se han incrementado de manera exponencial, buscando satisfacer la demanda que puede tener por aprender chino desde cualquier rincón del planeta un compatriota hispanohablante.

Esta comunidad de curiosos o emprendedores aprendices del chino suele emplear la expresión "Ni hao" para saludarse de un modo informal. Tanto como decimos "Hola" o "Hi" para romper el hielo, podemos decir "Ni hao" y sentir que damos un primer paso en la aventura de aprender chino. ¿Pero "Ni hao" es sólo una expresión para extranjeros del idioma chino? Probablemente.

 

Los hablantes nativos escucharán esta expresión como "falsa", "forzada". Ellos emplean, por el contrario, expresiones como "Chifàn le ma?". Pero, claro, si eres extranjero y buscas aprender chino lo natural es que digas "hola", y no la expresión más de confianza "Chifàn le ma?", que significa literalmente "¿Ya comiste?". La diferencia entre decir "hola" o decir "¿ya comiste?" es justamente el sentido de por qué o para qué aprendemos un idioma: para comunicarnos, para entenderlo, para acercarnos a una cultura, o simplemente para sorprendernos y retarnos.

Eso son los idiomas —cualquiera de los idiomas—, una aventura que va más allá de las palabras.

 

 

Continente Editores nos presenta, en su libro digital adquirido por derechos a Dosmildos Editora, un curso de chino para aprender chino que no nos miente: se llama "Ni hao. Enseñanza del idioma chino para extranjeros", más aún, para extranjeros hablantes del español. Si nosotros —como es mi caso— no tenemos la más mínima idea, o el más mínimo conocimiento del idioma chino, entonces estamos frente a la obra que necesitamos. Somos extranjeros que sienten curiosidad o tienen necesidad de aprender chino-mandarín. El curso de chino arranca con el nivel elemental del aprendizaje del chino, primero nos explica las 21 consonantes, las 19 vocales y los cuatro acentos que se emplean en chino. Luego nos dice que todas las palabras empiezan con una consonante y siguen con una vocal, en muchos casos pueden también terminar en consonante, pero siempre todas las palabras emplean alguno de los acentos. Si luego aprendemos que la mayoría de palabras son de una o dos sílabas lo único que necesitamos es aprender a pronunciar y a identificar el significado de las palabras para aprender el vocabulario.

Ese es el primer paso para aprender el idioma chino, reconocer su estructura y aprender el sonido y vocabulario de sus palabras. Luego nos podemos aventurar a formar frases y pasar al tema de la escritura y la gramática. Realmente la simplicidad, lo sencillo del método de enseñanza-aprendizaje del curso de chino de Continente editores nos permitirá no desfallecer prontamente en tan ardua tarea como nos parece aprender chino. Pronto nos veremos preguntando “Nǐ hǎo ma?” (¿cómo estás?) y no diremos “Nǐ hǎo mǎ” porque estaremos saludando al caballo (“mǎ”). Sin duda es un trabajo de cuidado pero que podemos llevar a cabo con seguridad a través de las siete unidades de fonética y la unidad de repaso, además de las seis unidades de diálogos y frases más la respectiva unidad de repaso. El libro para aprender chino hace, además, un énfasis en la cultura china mediante una página al final de cada unidad que nos acerca a esta milenaria civilización; al final del libro una sección de ejercicios nos permite repasar y practicar lo que hemos ido aprendiendo.