Inglés para niños

Aprende Inglés con Ruffus: la forma más divertida y natural para aprender inglés

 

 

L-Learn, E-English, K-Kids

 

El curso Ruffus Discovery English es un curso completo de inglés para niños.

 

Dentro de los diversos textos que Continente Editores ofrece para aprender inglés, Ruffus Discovery English destaca por traer todos los materiales para que los niños aprendan inglés en casa o en el colegio: Seis niveles de estudio, del grado 0 (cero) al 5 (cinco), que se trabajan con sus respectivos libros, cuadernos de trabajo, DVD y CD, cancionero en inglés y español con su CD, un estuche con almohadilla, tinta tres sellos y borrador para revisión de tareas, y una maleta personalizada Ruffus para llevar a clase.

 

 

Es completo no sólo por traer todo lo necesario: textos, canciones, videos, juegos, ejercicios; sino también porque sus contenidos abarcan todo lo que los niños necesitan para aprender inglés.

 

 

En el nivel cero se inicia con las vocales y consonantes, luego los números, los colores y las partes de la cara; finalmente en el nivel cinco se tienen expresiones, frases comunes, conversaciones, cubriendo temas como el medio ambiente, las vacaciones, los bancos, cenar en el restaurante, navegar por internet, ir de compras o manejar un vehículo.

 

Las canciones van evolucionando igualmente, desde canciones sobre el abecedario, el cuerpo, los colores, hasta bellas letras sobre la jungla y los sentidos.

 

Los cuadernos de ejercicios y el CD multimedia que acompaña cada nivel trae 50 (cincuenta) ejercicios cada uno con sus respectivas respuestas para poder controlar el aprendizaje del inglés que van teniendo los niños.

 

Los respectivos DVD traen entretenidos videos que complementan el trabajo de pronunciación y aprendizaje de vocabulario. Este trabajo también es gradual, en el primer DVD, grado cero, Ruffus y Grumpy (su amigo y guía ratón) hablan despacio, en cada uno de los siguientes DVD aumenta la complejidad y velocidad de pronunciación hasta llegar al DVD del grado cinco donde ya hablan a ritmo normal empleando expresiones comunes y sosteniendo una conversación muy animada.

 

Aprender inglés debe ser para los niños una actividad muy divertida, relajada, que debe estar acompañada de múltiples actividades lúdicas y educativas en las que puedan repetir los temas constantemente para entenderlos en su totalidad.

 

En la canción de la cara escuchamos y leemos: "OK kids, so let's see what our faces have in common,

We've got:

Eyes, ears, nose and mouth…

Once again…

Eyes, ears, nose and mouth."

 

En el libro 0 vemos la cara y estudiamos los ojos, la nariz y la boca, tal y como la canción repite. El video del libro nuevamente permite escuchar cada una de las partes de la cara, verlas y revisar su escritura. Como es lógico, en el cuaderno de ejercicios y en el CD tenemos varias actividades para que los niños puedan practicar por su cuenta lo aprendido.

 

Este proceso: Escuchar, leer, repetir es un proceso de aprendizaje de memoria, el cual es necesario para aprender el vocabulario. Pero el proceso evoluciona, como cuando debemos entender los textos, entender las conversaciones y ya no solamente repetir sino analizar y responder a preguntas más complejas.

 

Este proceso se va dando gradualmente desde el libro uno siguiendo las rutinas que hace Rluffus, la gente y los objetos que están alrededor de él, en el dos aumenta la complejidad con la descripción de la ciudad, el campo, la alimentación que toma Ruffus y varias de sus actividades.

 

En el tres ya se involucra en viajes y descripciones, para en el cuatro y el cinco avanzar conversaciones y expresiones que permite emplear fluidamente el idioma inglés.

 

 

CURSO DE INGLÉS:

RUFFUS DISCOVERY ENGLISH

6 Niveles de educación básica.

Autores: Varios.

 

 

 

La diferencia entre comprar el curso y aprender inglés

 

El que un curso de inglés para niños sea bastante completo no significa que los niños aprendan inglés.

El curso puede quedar archivado, desorganizado o simplemente sin utilizar. Las rutinas y disciplinas para aprovechar el material didáctico son fundamentales.

En muchos casos es más fácil iniciar no con los libros sino con los CD o los DVD, sin embargo todo el curso y sus materiales se encuentran entrelazados: el libro, los ejercicios, el DVD y el CD. De forma que la forma lógica es trabajar todo el material al mismo tiempo y de forma gradual.

 

Es decir, ver la primera lección del libro, ver el primer video del DVD, hacer los ejercicios del cuaderno de trabajo y del CD.

Luego pasar al segundo tema. Cuando ya se tiene la dinámica aprendida pueden hacerse dos temas a la vez.

Desde el principio el niño necesita supervisión permanente, pero cuando ya tiene la rutina asimilada puede trabajar por su cuenta.

 

El compromiso de padres y maestros es el que hace exitoso el curso de inglés, pero el aprendizaje del inglés lo hacen los niños, los estudiantes.

Para que ese aprendizaje sea posible Continente Editores ha puesto en este curso de inglés para niños todos los ingredientes disponibles para lograrlo, el compromiso al adquirir este material debe ser el de:

 

1. Como padres y maestros revisar todo el material con anterioridad para saber de qué trata y cómo se desarrolla su pedagogía.

 

2. Dejar que los niños jueguen con él, lo conozcan y exploren en su totalidad. O, por el contrario, diseñar un juego con ellos en el que se les rete a conseguir todo el material del curso, como sería entregar los útiles y el material del nivel cero y al pasar ese nivel satisfactoriamente entregar el material del primer nivel, y así sucesivamente hasta que cubran los seis niveles.

 

3. Trabajar con los niños en la metodología y ayudarlos, apoyarlos durante al menos el nivel cero para que adquieran la rutina necesaria para trabajar independientemente.

 

4. Supervisar el trabajo, los ejercicios que realizan y siempre estar dispuestos a corregir y estimular sus esfuerzos.

 

5. Siempre hacer una revisión general cuando terminan un nivel para estar seguros de que no quedó nada pendiente para pasar al siguiente nivel.

 

6. Tener disponible el computador y demás elementos que necesitan para trabajar el CD y el DVD.

 

7. Divertirse con ellos, compartir y comentar las actividades lúdicas que realizan, introducir ejercicios que sean más propios de la personalidad de los niños: como pintar, escribir, leer, ver películas, etc., que complementen el trabajo que hacen en el curso.

 

8. No hacerlos perder el interés que tienen cambiando las rutinas, o cambiando los cursos, o cambiando las actividades; igualmente estimularlos haciéndoles ver lo importante de aprender inglés y lo mucho que van progresando en su aprendizaje.

 

 

Además de la calidad del material, el compromiso de los padres y maestros, y la disponibilidad de tiempo, recursos y ánimo, lo que hace que un curso de inglés se convierta en un aprendizaje del inglés es encontrar el espacio o las personas con las que es posible practicarlo o utilizarlo de una forma práctica o constante.

 

Si es el interés por la lectura, entonces será mediante textos; si son las películas u otras actividades, deberá escogerse el material más apropiado para su vivencia del inglés; si son personas, amigos o familia, mantener el contacto necesario para que sea estimulante y constante el impulso por aprender inglés.

No dude en aprender usted mismo si encuentra que su hijo o su estudiante quiere comunicarse en inglés, para ellos es claro que lo que saben usted debiera saberlo.