Libro digital - Martín Fierro

Versión digital del extraordinario

poema de José Hernández.

En español, inglés y chino

Continente Editores | Dosmildos Editora

Autor: José Hernández

 

 

Pero ¿cómo traducirlo?

Imaginemos una palabra en otro idioma con tanta riqueza, de esta forma nos adentramos en la denominada "empresa inalcanzable" de traducirlo. Folco Testena (Comunardo Braccialarghe, n. Macerato, 1875 – f. Buenos Aires, 1951) —nos recuerda el argentino Juan Carlos Jara— generó risas entre sus conocidos de Buenos Aires cuando anunció que había iniciado una traducción del Martín Fierro al italiano, esta "empresa inalcanzable" como la llama Jara dio a luz la primera traducción a lengua extranjera de este bello poema en 1919. Casi un siglo después ya es posible encontrarla en cerca de treinta y cinco lenguas más. Sin embargo, el rasgo común desde la primera traducción italiana hasta la última en Chino es su literalidad.

 

Veamos cómo aborda Walter Owen este particular párrafo en inglés:

 

"The breaker-in with a lissom stride,

Unbarred the stockyard gate,

And while he was fresh,

picked the wildest flesh

And threw him deft with the lasso's mesh,

And the colt would thrash in the swirling dust

Like a thing of living hate."

 

Es claro que Owen prefiere traducir la imagen.

Su literalidad no está en las palabras sino en la imagen: como una fotografía busca capturar la imagen a la que el Martín Fierro hace alusión. Lo que para nosotros es una duda que pesa sobre la multiplicación del poema a partir de una palabra (la lucha del indio, el gaucho y la bestia; la ruptura de la rima por 'pela, agüela, bagual'; la ruptura de la canción que al fondo de la escena podría estar payando un trovador; o el daño que sufriera la bestia en su desesperada lucha), Owen decide simplificarlo a la imagen de la bestia levantando polvo con sus coces.

 

¿Por qué esa imagen no se le aparece claramente al lector nativo del español? Bueno, porque poca experiencia se tiene de las faenas del campo y la detención en el poema ha sido hecha por el mero gusto literario, no por el conocimiento de la vida del gaucho. Claramente Owen traslada el Martín Fierro a su propio universo del Western, donde la faena con el potro, el amarre a la cerca, el polvo y el calor de la sabana también se reproducen en interminables historias del oeste americano. Permítame, señor lector, saltar a la traducción china que hace Zhao Zhenjiang.

 

他本是驯马短工
正走向牲口厩棚。
有匹马不耐久等
肆意地咆哮不停。
这畜生实在可恶,
尥蹶子乱踢乱蹬。

 

La transliteración al español —gracias a la explicación que me hizo mi amigo Huixing Deng— nos arrojaría algo como:

El jornalero que domesticaba caballos

Se dirigía hacia el establo

Un caballo esperaba impacientemente

y bufaba con total entrega (con abandono)

La bestia era realmente grosera (desagradable),

pateaba violentamente en todas las direcciones con sus cascos

 

Nota: Precaución, NO lo intenten en el traductor de Google, podría provocar desconcierto. Es claro que la traducción de Zhenjiang es literal, más en el lenguaje que en la imagen.

Más que un "domador de potros", o un "campesino", Zhenjiang trata de mostrar un peón errante, un hombre que trabaja por jornales, por días. Y el caballo definitivamente expresa su naturaleza más salvaje. Sin embargo la relación entre ambos desaparece en la traducción al Chino, porque no encontramos la traducción literal de "bagual". Es decir, la fragilidad del hombre frente a la energía de la bestia no se resuelve.

 

Pero, de otra parte, Zhenjiang genera con la fuerza de su contraste una lectura enriquecida de este pasaje del Martín Fierro que se nos escapaba a los lectores en español.

No podemos olvidar que esto sucede porque cada traductor es, a su vez, un nuevo escritor. Es claro que no es posible traducir exactamente las expresiones del lenguaje gauchesco del poema original, de forma que cada uno de los traductores se da a la tarea no solamente de llevar a su propio idioma las palabras sino las imágenes y las sensaciones que produce la lectura de la obra original. Owen hace que el Cowboy y el Gaucho se hermanen, Zhenjiang lee la tensión de la escena y el lector chino comprende la hermandad y la lucha del peón y el caballo.

 

MARTÍN FIERRO

Edición Trilingüe - Español, Inglés y Chino

 

 

 

El martín Fierro, Edición trilingüe

 

Obra magistral de la literatura latinoamericana y universal, Continente Editores nos presenta, el libro digital adquirido por derechos a Dosmildos Editora, El Martín Fierro en una edición online de lujo que presenta línea a línea el texto en español, en inglés y en chino. Obra para conocedores, amantes de las grandes obras o estudiosos de las traducciones.

 

Este libro digital es una verdadera obra de arte, un reto para lectores de habla hispana por sus curiosidades, su detallismo y la riqueza tanto del texto en inglés como en chino; para los angloparlantes una excepcional oportunidad de gozar el texto en español y aventurarse en el chino; para los sino-hablantes el mejor complemento para disfrutar tanto del inglés como del español.

 

Es, sin duda, un regalo único para esa persona que lo tiene todo.

 

 

 

José Hernández y la "empresa inalcanzable"

 

Cuando se publica El Martín Fierro en 1872 el gaucho, a través de su vida y su lenguaje, plantan un reto a quienes somos, todos, foráneos, "traductores de la pampa".

Más allá del golpe que significa para los hablantes del español este "cantar" que consuela pero que atormenta con esa particular relación entre el hombre, la llanura y su caballo:

 

"Éste se ata las espuelas,

Se sale el otro cantando,

Uno busca un péllon blando,

Éste un lazo, otro un rebenque,

Y los pingos relinchando

Los llaman dende el palenque".

 

También queda para los hablantes del español el golpe maravilloso de la gran literatura en el Martín Fierro, como en el uso de la palabra "bagual":

 

"El que era pión domador

Enderezaba al corral,

Ande estaba el animal

Bufidos que se las pela...

Y más malo que su agüela,

Se hacía astillas el bagual".

 

Nos dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua, Bagual: "Cacique indio argentino; Incivil; Potro o caballo no domado; Canción popular del noroeste de la Argentina, de coplas octosilábicas y característicos ascensos tonales, que se acompaña con caja".

Ingenioso Hernández que rompe la rima y persevera en el relato, de forma que nos preguntamos:

¿Qué dice Hernández en esa última línea? Nos preguntamos si lo que se rompió ¿fue el indio?, tal vez víctima del potro salvaje que lo lanza por los aires, ¿o fue el propio caballo?, al estrellarse contra la cerca, o tal vez nos preguntemos si se ha roto ¿la canción?, que está tallando uno de los peones, o, como literariamente sucede, lo que se ha roto es la rima.

 

Para el lector español del Martín Fierro la respuesta es, indudablemente, todo lo anterior. Se ha roto el universo mismo de la narración en español y el estallido de la fuerza del potro indomable ha roto la llanura misma, luego de esta estrofa el idioma de la península no será el mismo, como tampoco lo serán las tierras del nuevo mundo.